Análisis de palabras clave: Qué es, factores y cómo llevarlo a cabo

analisis de palabras clave

Dentro del SEO existen una gran cantidad de procesos que se pueden optimizar. Uno de ellos, y probablemente uno de los más importantes, es el análisis de palabras clave. Este proceso no solo implica identificar términos de búsqueda relevantes para el negocio, sino también comprender la intención del usuario al realizar las consultas, cómo se relacionan unos términos con otros en cuanto a su significado y de qué manera podemos agrupar y organizar las palabras clave para su uso óptimo en el sitio web.

En esta guía explicamos qué es el análisis de palabras clave y por qué es una de las bases del éxito de cualquier estrategia de SEO. A continuación detallamos cuáles son los principales elementos a considerar para el análisis y explicamos cómo llevarlo a cabo de manera efectiva. Además, veremos cómo Seonube puede facilitar este proceso y ayudarte a trabajar de forma más ordenada y eficiente en el análisis de palabras clave.

Qué es el análisis de palabras clave

El análisis de palabras clave es el proceso de investigar, seleccionar, clasificar y organizar las palabras o frases que los usuarios potenciales utilizan al buscar información en los motores de búsqueda. Estas palabras clave actúan como puentes que conectan a los usuarios con el contenido que están buscando.

En esencia, se trata de entender el lenguaje que utiliza tu audiencia objetivo cuando busca en Google y otros motores de búsqueda populares, así como la meta u objetivo que el usuario tiene al utilizar determinados términos.

¿Por qué es importante analizar palabras clave? Beneficios para el posicionamiento

El análisis de palabras clave es esencial para el posicionamiento de una web por varias razones:

  • Visibilidad en los motores de búsqueda: Al optimizar tu contenido con palabras clave relevantes y bien seleccionadas, aumentas las posibilidades de que tu sitio web aparezca en los resultados de búsqueda para las consultas más apropiadas.
  • Tráfico cualificado: Al dirigirte a palabras clave específicas, atraes a usuarios que están activamente interesados en lo que ofreces, lo que aumenta la probabilidad de conversión o de venta directa en el caso de los ecommerce.
  • Competencia estratégica: Al comprender qué términos de búsqueda son populares en tu industria y cuáles son utilizados por tus competidores, puedes ajustar tu estrategia para diferenciarte de los demás.
  • Mejora del contenido: El análisis de palabras clave también puede ayudarte a comprender mejor las necesidades y deseos de tu audiencia, lo que te permite crear contenido más relevante y útil el usuario.

Elementos importantes a la hora de analizar palabras clave

Para poder poner en marcha una estrategia o una campaña SEO, es necesario saber qué elementos o factores son importantes a la hora de elegir, agrupar y utilizar las palabras clave.

Volumen de búsquedas

El volumen de búsquedas se refiere al número de veces que una palabra clave específica es buscada en un periodo de tiempo determinado. Normalmente, cuando hablamos de volúmenes de búsqueda nos referimos a volúmenes mensuales. Es decir, cantidad de veces que se busca una palabra clave al mes.

Es crucial tener en cuenta este dato para comprender el potencial de tráfico que una palabra clave puede generar en tu sitio web. Además, es también muy útil a la hora de priorizar palabras clave más buscadas y descartar otras que tengan pocas búsquedas, con el objetivo de centrarse en aquellas que puedan generar mayores resultados en términos de visibilidad.

Tipo de palabra clave

Las palabras clave se pueden clasificar en varios tipos según la intención general detrás de la búsqueda. Las palabras clave informativas indican un interés en obtener información. Las comerciales son aquellas en las que el usuario busca comparar o informarse sobre marcas, productos o servicios. Las transaccionales muestran una intención más directa de realizar una compra. Las navegacionales indican que el usuario está buscando un sitio web específico o una URL concreta dentro de un sitio web. Y las mixtas son las que combinan varios tipos de intenciones.

Saber identificar claramente de qué tipo es cada palabra clave es esencial para orientar mejor el contenido, tanto en lo relativo a la información o servicio que se ofrece como en cuanto al tono de los mensajes. Además, permite clasificar las búsquedas y establecer prioridades, ya que, por lo general, las búsquedas transaccionales y comerciales suelen ser las que más interesan al negocio de cara a conseguir clientes y aumentar la facturación

Intención de búsqueda

Entender la intención detrás de una búsqueda es esencial para ofrecer el contenido adecuado. Aunque a menudo se reduce el análisis de la intención de búsqueda a saber si la palabra clave es informativa, transaccional, etc., en realidad va mucho más allá. Determinar la intención de búsqueda implica conocer en detalle qué es lo que el usuario espera encontrar cuando realiza una determinada consulta en el buscador.

Por ejemplo, si bien es cierto que la palabra clave «empresa de muebles» es de tipo comercial (el usuario busca comparar entre diferentes empresas que se dedican a la fabricación y/o venta e mobiliario con la posible intención de comprar), para analizar la intención de búsqueda es necesario estudiar más en profundidad el tipo de contenido que el usuario quiere encontrar al realizar dicha búsqueda.

Entre otras cosas, la intención de búsqueda abarca desde la necesidad concreta (o necesidades, ya que pueden haber varias según quién realice la búsqueda) que el usuario quiere satisfacer hasta las diferentes formas que puede haber de presentarle la solución al usuario. En el caso de «empresa de muebles», esta solución puede ser desde una comparativa o listado de empresas hasta una landing page de una empresa de muebles en la que se muestran las diferentes categoría de productos a la venta.

Dificultad de la palabra clave

La dificultad es otro de los aspectos importantes en el análisis de palabras clave. Esta dificultad es una medida aproximada, en una escala del 1 al 100, de lo complejo que resulta posicionar una web entre los primeros resultados para una determinada palabra clave. La dificultad de la palabras clave depende de la calidad de los competidores que también están tratando de clasificar para ella.

La dificultad está sujeta al nivel de competencia existente, especialmente a la fortaleza de los competidores, pues cuando se trata de grandes empresas suelen tener un posicionamiento mucho más sólido debido al prestigio de la marca y a que suelen realizar una gran inversión en acciones de posicionamiento.

Para determinar la dificultad, las herramientas disponibles en el mercado, como Semrush, Ahrefs o SE Ranking, realizan un análisis de la calidad del contenido de los 10 primeros resultados, así como de la calidad del perfil de backlinks o enlaces entrantes que estas webs reciben.

Competencia de la palabra clave

La competencia de la palabra clave está íntimamente relacionada con la dificultad, pero no es exactamente lo mismo. Es un valor que mide la cantidad de competidores que existen para una determinada palabra clave, por lo que influye solo parcialmente en la dificultad (no por haber más competidores significa que sea más difícil, ya que pueden ser competidores con escasa relevancia en el mercado o que no trabajan bien el posicionamiento).

Sinónimos y variantes

Cuando se realiza un análisis de palabras clave, se trabaja habitualmente con un listado considerable de palabras. Uno de los aspectos clave en este proceso es identificar los sinónimos y variantes de una palabra clave para asegurarse de cubrir todas las posibles formas en que los usuarios pueden buscar un tema específico.

Esto implica a menudo realizar las búsquedas en Google y examinar los resultados para comprobar que, efectivamente, cuando un usuario realiza una consulta X, está buscando lo mismo que busca cuando realiza una consulta Y.

Por ejemplo, dadas las palabras clave «análisis de palabras clave» y «organización de palabras clave», si tienes dudas sobre si responden a intenciones distintas, la manera de averiguarlo es buscar en Google y ver si los resultados que aparecen son los mismos o similares en ambos casos. En caso afirmativo, se trata de sinónimos o variantes que pueden juntarse en una misma intención de búsqueda.

Long tails

Las palabras clave long tail, también llamadas por su traducción en español, «de cola larga», son frases de búsqueda más largas y específicas que tienden a tener menos competencia pero pueden generar un tráfico altamente provechoso para le negocio.

En el proceso de analizar palabras clave, debe prestarse mucha atención a las consultas long tail para determinar si deben integrarse dentro de una intención de búsqueda más amplia o si, por el contrario, deben extraerse como intenciones de búsqueda individuales que permitan crear nuevas páginas dentro de la web, con contenido más específico sobre el tema.

Entidades SEO relacionadas

Las entidades SEO son conceptos u objetos identificables, invariables e irremplazables que, tanto para los usuarios como para Google, ocupan un lugar determinado y tienen un significado concreto. Hay entidades de personas (ejemplo: Leonardo Di Caprio), de lugares (ejemplo: Parque del Retiro), de eventos (ejemplo: Semana Santa) y de otro tipo de conceptos como fechas, obras artísticas o productos.

¿Por qué son importantes las entidades en el análisis de palabras clave? La respuesta sencilla es que ayudan a Google a comprender y contextualizar el contenido de las webs, lo cual contribuye a acelerar su posicionamiento en torno a términos relevantes. Es por ello que, a la hora de analizar palabras clave, es recomendable estudiar cuáles son las principales entidades vinculadas a ellas para así complementar el contenido con información sobre las mismas y perfilar mejor la estrategia de SEO.

Proceso de análisis de palabras clave

El proceso de análisis de palabras clave consta de varias etapas:

1. Búsqueda

Comienza generando una lista inicial de palabras clave relevantes para tu negocio o nicho. Puedes utilizar herramientas como el Planificador de Palabras Clave de Google, SEMrush, Ahrefs u otras herramientas de investigación de palabras clave.

Para ello, realiza primero una recopilación preliminar de las palabras que crees que puede usar la gente para realizar búsquedas relacionadas con tu actividad. A continuación, utiliza las herramientas mencionadas para comprobar si dichos términos tienen búsquedas y buscar nuevas ideas de palabras clave.

2. Filtrado/selección

Una vez que tengas una lista inicial lo suficientemente amplia, filtra las palabras clave basadas en criterios como volumen de búsqueda, competencia y relevancia para tu negocio. El objetivo es quedarte con aquellas que tengan potencial para generar gráfico de calidad. Es decir, visitas de personas que puedan estar interesadas en comprar tus productos o contratar tus servicios.

Además, cuanta menos competencia tengan las palabras clave escogidas, más fácil te resultará posicionarlas, por lo que es un factor muy a tener en cuenta, sobre todo en negocios pequeños que no tienen muchos recursos o profesionales para trabajar el SEO de forma especializada.

3. Análisis

Tras descartar las palabras clave sobrantes y quedarte con las más potentes, es el momento de proceder al análisis en sí mismo. Se trata de profundizar en las palabras clave restantes para comprender su intención, dificultad y potencial de tráfico atendiendo a los factores indicados en el apartado anterior.

Este análisis implica examinar los resultados de búsqueda actuales para las palabras clave más importantes y el contenido existente. Recuerda que Google posiciona aquellos contenidos que considera más útiles o relevantes para el usuario, por lo que estudiando los primeros resultados podrás obtener información e ideas muy valiosas sobre cómo enfocar y plantear tus propios contenidos.

4. Agrupación

Una vez hayas analizado las palabras clave y sepas qué busca el usuario al utilizarlas en sus consultas, debes agrupar las palabras clave en intenciones de búsqueda para facilitar su inclusión en los textos de las diferentes secciones o páginas de la web. Cada página o URL debe estar optimizada para una intención de búsqueda, por lo que realizar esta agrupación es esencial para saber qué palabras clave irán juntas en el mismo contenido.

Para decidir cómo agrupar las palabras clave, es necesario tener en cuenta diversos factores. Uno de ellos es el volumen de contenidos que puedes afrontar. Cuanto mayor sea la capacidad de producción, más específicas pueden ser las intenciones y, por tanto, más separaciones o escisiones puedes hacer en los grupos de palabras clave.

Otro factor a considerar es la proximidad o similitud entre intenciones de búsqueda. Puedes agrupar palabras clave que tengan una intención parecida, aunque no sea idéntica; y optar por separarlas en diferentes conenidos, según cómo quieras enfocarlos.

También influye en la agrupación el tipo de contenidos que pretender hacer. Los contenidos largos y en profundidad admiten mayor número de palabras clave, mientras que en los textos breves y concisos caben menos palabras clave.

5. Priorización

Después de agrupar las palabras clave en intenciones de búsqueda, las cuales se corresponderán con contenidos a producir, es recomendable establecer el orden en que deben generarse los contenidos. Lo normal es priorizar las intenciones de búsqueda que tengan mayor potencial de impacto en tu negocio desde el punto de vista de las ventas.

Sin embargo, aspectos como la elevada competencia en determinadas palabras clave o la preferencia por estrategias menos agresivas pueden llevarte a reconducir tu estrategia y priorizar búsquedas más informativas pero menos competidas en las que haya espacio para promocionar tu producto o servicio como una solución complementaria al contenido que ofreces.

6. Estructuración

El análisis de palabras clave da paso a la estructuración de los contenidos. Esta fase consiste en desarrollar esquemas que vertebren, a través de la titulación de apartados, cada uno de los contenidos previstos. En la estructura de cada URL deben aprovecharse las palabras clave identificadas de manera lógica y coherente. Para ello se debe especificar qué palabras clave deben emplearse en cada apartado del texto.

La estructura de los contenidos se aplica por medio de etiquetas de headers o encabezados H. En este artículo desarrollamos un ejemplo completo de encabezados H1, H2 y H3 en Excel.

7. Seguimiento

Una vez publicados los contenidos, deben configurarse las herramientas de monitorización del posicionamiento para poder llevar un seguimiento de la posición obtenida por cada URL en las palabras clave objetivo. Esto te permitirá evaluar los resultados de la estrategia y actuar en consecuencia.

8. Reorganización

El último paso es revisar periódicamente las posiciones conseguidas por el sitio web en las palabras clave seleccionadas y ajustar tu estrategia según sea necesario en función de los resultados, los cambios en el mercado y la competencia. El SEO es un trabajo que requiere constancia y la realización de mejoras y modificaciones de forma recurrente.

Los análisis de palabras clave se deben realizar periódicamente para tratar de encontrar y corregir posibles errores, afinar el empleo de las keywords y la calidad del contenido y, en definitiva, mejorar la efectividad de las estrategias.

Analiza palabras clave con Seonube

Seonube es una herramienta que centraliza, simplifica y facilita todo el proceso de análisis de palabras clave. Ofrece funciones avanzadas para asignar, clasificar, agrupar y estructurar palabras clave e intenciones de búsqueda, además de crear estructuras de encabezados H para tus contenidos.

Con esta plataforma gratuita también puedes crear y guardar entidades SEO, analizar URLs de la competencia y generar prompts SEO efectivos para ChatGPT o briefings detallados para su envío al redactor SEO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Índice
Scroll al inicio